viernes, octubre 07, 2011

Comida Oriental ¿que diferencias hay?

Por Alan Murillo 

En el mundo tenemos muchos ejemplos de diferentes tipos de gastronomías que nos parecerían raras en primera instancia pero investigando un poco podemos entender las diversas formas de preparar comida mas allá del sabor tocando también el ámbito saludable. 

En este articulo hablare un poco de la famosa y antigua comida oriental que tiene todo un mundo nuevo de cosas que enseñarnos pero sobre todo el equilibrio que guardan entre sabor y dieta equilibrada. 


La comida oriental es algo muy común en nuestros días en el país que estemos. Esto es debido a su particular sabor junto con ingredientes que son realmente sanos siendo así un cambio totalmente drastico a platillos regionales o populares para nosotros. 
Podria decirse que es una manera de mantenerse saludable por los materiales e ingredientes de las que esta se conforma. Ademas la comida oriental (o asiática) que abarca China, Japón  Tailandia e India se esta poniendo mas de "moda" cada día. 

Ingredientes buenos para la salud

La dieta oriental está basada en unos productos básicos muy saludables: legumbres, arroz, muchas verduras, marisco y carnes blancas, reduciendo al mínimo la utilización de la carne roja y de los dulces. Para condimentar se utilizan las salsas, que además de dar sabor, dan color e imagen. No suelen ser muy fuertes ni muy espesas, para no dañar el diferente gusto entre platos. 

Mas allá de todo esto el factor mas importante para que sea sana es la forma de cocinarse erradicando casi por completo el método "frito" y sustituyéndolo por métodos como al vapor, cocción  guisado, etc. 
Aquí algunas de las peculiaridades de cada país: 
· Japón: su plato más característico es el sushi (bocaditos de arroz y pescado crudo) y el shasimi, un platillo muy elaborado cuya base es la mezcla de productos de mar y río, principalmente pescado en crudo.

· China: el té verde, soja y los mariscos como el abalone, una especie de ostra muy solicitada entre los apasionados de la cocina oriental, es lo que caracteriza a la comida clásica de China. Y quién no ha oído hablar de la famosas sopas de aleta de tiburón o de nido de golondrina.

· India: lo que más llama la atención en este país es su aroma, y esto se expande también a su cocina. Su pobreza se ha solventado con un gran dominio de las especias que les ha llevado a elaborar platos de gran riqueza para el paladar. Destaca el Rogan Josh (cordero al curry), el Tanduri (pollo, carne o pescado adobado con hierbas aromáticas y asados en un horno de barro) o los Mailai (langostinos al curry con coco). 

· Tailandia: es el resultado de la influencia de la cocina japonesa, india o malasia, además de francesa y portuguesa. Los sabores que predominan son los del coco, las salsas frutales, las hojas de lima y el cilantro. Además, como la mayoría de los países de la región, tiene como base el arroz, aunque también se emplean algunos tipos de pasta, como los fideos, y diferentes chiles y pimientos, que otorgan un sabor algo picante a sus platos. 

Pero bueno después de todo eso debemos recordar que no todo es perfecto y que como todo lo que conocemos hay pros y contras, para conocer algunas de estas las en listare a continuación:

· Aunque la cocina oriental sea baja en grasas, en algunos restaurantes occidentales no se cumple esta máxima. Por ello, aunque estés comiendo algo tan sano como el sushi, podría estar cocinado con alto nivel de grasa y con alimentos de poca calidad, lo que desvirtúa sus beneficios para la salud.

· También es común que para darle más sabor a los platos se utilice un exceso de sal, lo que no es sano para las arterias, el corazón o la circulación. 

· A veces conseguir los ingredientes autóctonos del oriente es muy difícil, por lo que se sustituyen por otros alimentos que no producen el mismo efecto beneficioso.

· En ciertos países de Oriente se consume algunas grasas no muy recomendadas para la salud, como el aceite de coco, la mantequilla desleída o aceites vegetales refinados.

· La elaboración de los platos suele ser larga y dificultosa. Se necesita de mucha paciencia.




Conclusión de porque es una comida saludable

· Contiene pocos hidratos de carbono refinados y menos azúcares que la dieta occidental.

· Se toma menos grasa y la que se consume es más sana.

· El consumo de pescado es más alto, lo que favorece la circulación, cuida el corazón y el desarrollo del proceso digestivo.

· Posee un alto consumo de soja, proteína de origen vegetal muy beneficiosa para la salud.

· Tiene un alto consumo de frutas y vegetales frescos de cada temporada, limitando el consumo de alimentos procesados o elaborados industrialmente.

· El té verde, muy bueno para la salud, es una de las bebidas más consumidas en estos países.

Para contrarrestar quizá la falta de sabor de sus ingredientes, utilizan numerosas especias que le dan un toque aun mejor. 


En conclusión debemos recordar que la dieta perfecta no es posible y tampoco debemos llegar al extremo de sustituir por completo nuestra forma de comer por otra que en este caso seria la oriental. Simplemente controlemos lo que comemos sabiendo siempre que podemos darnos gustos a diferentes antojos y que "No importa la comida, sino las raciones son lo importante"


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada